KRAFT -- TERRABUSI

viernes, 25 de septiembre de 2009

LA LUCHA DE CLASES: BLANCO SOBRE NEGRO

Una vez más la clase obrera argentina vuelve a dar señales serias del rumbo inexorable hacia una masiva ofensiva que, paulatina y sostenidamente, se viene gestando en innumerables batallas que, aunque dispersas, van acumulando y creando las condiciones propicias para tal estallido de la clase en su conjunto.

El conflicto de Kraft (ex Terrabusi) pone en el tapete, al igual que el conflicto petrolero, un marco político de bronca, combatividad y coraje de nuestra claseque nos empuja a todos los trabajadores, y que se suma al camino emprendido.

El conflicto en la fábrica, el enfrentamiento a la represión y los posteriores cortes de la Panamericana (más allá de los ribetes politiqueros que “adornan” el conflicto) son elementos más que suficientes para entender que la clase obrera ya no está dispuesta a dejarse manosear y pisotear. Algo importante ha cambiado de fondo.

Por otro lado, la burguesía vuelve a mostrar su verdadero rostro ante su enemigo principal: todo el Estado a su servicio, la ley burguesa contempla la c o n c i l i a c i ó n obligatoria, que es bien clara “el Estado actuando  de supuesto árbitro”, a través de dicha ley se retrotrae todo hacia atrás eliminando momentáneamente los elementos causantes del conflicto. Pero esta ley no se cumple en circunstancias de una situación defensiva de la clase, y queda de hecho caducada en tiempos de ofensiva de los trabajadores. El conflicto de la Kraft lo muestra a las claras, despidieron 160 trabajadores (con y sin “inmunidad” gremial).

Como los obreros dieron una implacable batalla, aplicaron la ley a sabiendas que la empresa no la iba a acatar, pues el Estado es de los monopolios. Para eso tienen la policía, entonces la respuesta es la represión. Pero los obreros le coparon la parada y se dispusieron al enfrentamiento. Resultado: la fábrica estuvo paralizada y los cortes se acrecentaron generando nuevas movilizaciones de los
trabajadores.

En síntesis, en este conflicto ha quedado blanco sobre negro la lucha de clases, el Estado de los monopolios y la actitud en crecimiento de combatividad de la clase hacia adelante.[1]

Extraído de la revista El Combatiente nº 865, 25 de septiembre de 2009. Pág. 10- (Para consultar la revista completa dirigirse al link para descargar en formato pdf o leerla on line)

0 comentarios:

Basta: lo no dicho - chat

http://www.meebo.com/rooms

FeedBurner FeedCount