KRAFT -- TERRABUSI

viernes, 25 de septiembre de 2009

LA LUCHA DE CLASES: BLANCO SOBRE NEGRO

Una vez más la clase obrera argentina vuelve a dar señales serias del rumbo inexorable hacia una masiva ofensiva que, paulatina y sostenidamente, se viene gestando en innumerables batallas que, aunque dispersas, van acumulando y creando las condiciones propicias para tal estallido de la clase en su conjunto.

El conflicto de Kraft (ex Terrabusi) pone en el tapete, al igual que el conflicto petrolero, un marco político de bronca, combatividad y coraje de nuestra claseque nos empuja a todos los trabajadores, y que se suma al camino emprendido.

El conflicto en la fábrica, el enfrentamiento a la represión y los posteriores cortes de la Panamericana (más allá de los ribetes politiqueros que “adornan” el conflicto) son elementos más que suficientes para entender que la clase obrera ya no está dispuesta a dejarse manosear y pisotear. Algo importante ha cambiado de fondo.

Por otro lado, la burguesía vuelve a mostrar su verdadero rostro ante su enemigo principal: todo el Estado a su servicio, la ley burguesa contempla la c o n c i l i a c i ó n obligatoria, que es bien clara “el Estado actuando  de supuesto árbitro”, a través de dicha ley se retrotrae todo hacia atrás eliminando momentáneamente los elementos causantes del conflicto. Pero esta ley no se cumple en circunstancias de una situación defensiva de la clase, y queda de hecho caducada en tiempos de ofensiva de los trabajadores. El conflicto de la Kraft lo muestra a las claras, despidieron 160 trabajadores (con y sin “inmunidad” gremial).

Como los obreros dieron una implacable batalla, aplicaron la ley a sabiendas que la empresa no la iba a acatar, pues el Estado es de los monopolios. Para eso tienen la policía, entonces la respuesta es la represión. Pero los obreros le coparon la parada y se dispusieron al enfrentamiento. Resultado: la fábrica estuvo paralizada y los cortes se acrecentaron generando nuevas movilizaciones de los
trabajadores.

En síntesis, en este conflicto ha quedado blanco sobre negro la lucha de clases, el Estado de los monopolios y la actitud en crecimiento de combatividad de la clase hacia adelante.[1]

Extraído de la revista El Combatiente nº 865, 25 de septiembre de 2009. Pág. 10- (Para consultar la revista completa dirigirse al link para descargar en formato pdf o leerla on line)

CAMBIAR PARA QUE TODO CAMBIE

jueves, 17 de septiembre de 2009

Los explotados y oprimidos somos la aplastante mayoría

Llegar a nuestro trabajo implica entre una hora y hora y media de viaje, en el mejor de los casos, las condiciones son muy malas, y es común escuchar la frase:”viajamos peor que el ganado”.

Una vez que nos encontramos en nuestro puesto comienza a pesarnos la rutina, la opresión, el todo los días lo mismo; trabajamos sin saber a dónde va el producto que hacemos, muchas veces hacemos parte de una mercancía y ni siquiera sabemos cuál es el producto terminado. No hablemos de los horarios, la variedad de turnos que no permiten adueñarnos de nuestras fechas, no sabemos si quiera un día antes a que hora deberemos responder con nuestra fuerza de trabajo al otro día.

En cada jornada dejamos de 8 a 12 horas de nuestras vidas, sin posibilidad a nada en los establecimientos de producción, distribución o administración. Nuevamente el calvario de la vuelta a casa, para completar entre 13 y 15 hs. alejados de los nuestros, y esto si todo funcionara “normalmente”. Llega la hora de estar en familia de descansar, de tener cierto esparcimiento pero las cuentas de mis horas no cierran. Con suerte tengo 9 horas incluyendo el tiempo para dormir.

¿Qué pasa con mis hijos?, ¿qué pasa con mi descanso, con mi esparcimiento, con mis ganas de progresar estudiando, con mi espíritu para emprender cosas nuevas?
Nada de todo esto está contemplado para los señores del poder, es más, por sus canales de televisión, sus radios, sus medios controlados y en pocas manos, nos pasan programas sugiriendo que nuestra juventud se emborracha, se droga, roba, genera pandillas y otras tantas cosas; pero nada se dice que a esa hora exactamente, como dice la canción, millones de jóvenes están en la producción industrial, están en los cajeros de los supermercados, cargan nafta en los surtidores, estudian y trabajan, están en las rutas distribuyendo productos, chóferes, motoqueros, jóvenes produciendo en el campo, nada de todo esto se dice...

El argentino es el proletario, el asalariado, el estudiante, eso es lo dominante, en manos de esta base se construye y se amasa la fortuna colosal de los señores, dueños y amos no solo de la riqueza generada sino -como vimos anteriormente- de nuestras vidas, de nuestros sentimientos más profundos.

Es cierto que una parte de la población está fuera del sistema y esa parte es subsidiada para generar el colchón de votos que estos señores necesitan para perpetuarse en el poder, pero no nos confundamos, son una parte de la población que, como la mayoría aplastante explotada y oprimida, es víctima y no victimaria del sistema.

Toda esta situación no es justa, no hemos nacido para servir al capital que nos esclaviza, no hemos nacido para que los sueños de progreso nos lo pisoteen cuando nos cierran establecimientos, nos despiden o simplemente nos paguen salarios de hambre o salarios que apenas nos permiten comer para tener energía para el día siguiente, o tener una vivienda digna que nos cueste una vida de permanente insistencia para obtenerla. No es justo, y a esta altura de los acontecimientos, se hace muy difícil convivir con tal presión.

Extraído de "LA COMUNA". Revista Teórica y Política del Partido Revolucionario de los Trabajadores.
Nº 46. Septiembre de 2009. Pág. 6 y 7
*Para obtener la Revista Completa y demás numeros descargar en el archivo que así lo indica está pagina

Después de un tiempo es bueno refrescar algunas cosas

jueves, 10 de septiembre de 2009

                        Escrito por Regina Brett, 90 años, de "The Plain Dealer", Cleveland, Ohio 
 
Para celebrar la llegada a mi edad avanzada, una vez escribí las 45 lecciones que la vida me ha enseñado.
 
Es la columna más solicitada que jamás había escrito.
Mi odómetro llegó a los 90 en agosto, así que aquí les va la columna una vez más:







> 1. La vida no es justa, pero aún así es buena.

> 2. Cuando tengas duda, sólo toma el siguiente paso pequeño.

> 3. La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.

> 4. Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Mantente en contacto.

> 5. Liquida tus tarjetas de crédito cada mes.

> 6. No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.

> 7. Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.

> 8. Está bien si te enojas con Dios. El lo puede soportar.

> 9. Ahorra para el retiro comenzando con tu primer cheque de nómina.

> 10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.

> 11. Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.

> 12. Está bien permitir que tus hijos te vean llorar.

> 13. No compares tu vida con otros. No tienes ni idea de lo que se trata su travesía.

> 14. Si una relación tiene que ser secreta, no debes estar en ella.

> 15. Todo puede cambiar en un parpadear de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.

> 16. Respira profundamente. Esto calma la mente.

> 17. Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o gozoso.

> 18. Si algo no te mata, en realidad te hace más fuerte.

> 19. Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.

> 20. Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un " no" por respuesta.

> 21. Enciende las velitas, utiliza las sábanas bonitas, ponte la lencería cara. No la guardes para una ocasión especial. Hoy es especial.

> 22. Prepárate de más, y después sigue la corriente.

> 23. Sé excéntrico ahora. No te esperes a ser viejo para usar el morado.

> 24. El órgano sexual más importante es el cerebro..

> 25. Nadie está a cargo de tu felicidad, más que tú.

> 26. Enmarca todo supuesto "desastre" con estas palabras: "En cinco años, ¿esto importará?"

> 27. Siempre elige vida.

> 28. Perdónales todo a todos.

> 29. Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.

> 30. El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.

> 31. Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.

> 32. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.

> 33.. Cree en los milagros.

> 34. Dios te ama por lo que Dios es, no por lo que hayas hecho o dejado de hacer.

> 35. No audites la vida. Sólo llega y aprovéchala al máximo hoy.

> 36. Llegar a viejo es mejor que la alternativa--- morir joven.

> 37. Tus hijos sólo tienen una niñez.

> 38. Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.

> 39. Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.

> 40. Si todos apiláramos nuestros problemas y viéramos los montones de los demás, rápido arrebataríamos de regreso los nuestros.

> 41. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.

> 42. Lo mejor está aún por llegar.

> 43. No importa cómo te sientas... párate, arréglate y preséntate.

> 44. Cede.

> 45. La vida no está envuelta con un moño, pero sigue siendo un regalo.

                                                                                                                              Enviado Por Lalo

Basta: lo no dicho - chat

http://www.meebo.com/rooms

FeedBurner FeedCount