Der untergang Von Kirchner

sábado, 14 de junio de 2008

por lauchaoo

Algunas palabras para el Che

La entrada en Bolivia significaba abrir una puerta para la Argentina. El che, su redención, su ocaso, su gloria, quedaría hipostizado y, lamentablemente, mitificado. El mito paga con sangre y esa era su sabiduría, el mito se hace sangre y se hizo sangre su cuerpo, y su imagen se alzó por encima de todo, sus palabras quedaron detrás, sólo un “Hasta la victoria siempre” se recuerda como un eslogan publicitario, que pena lo que le han hecho, que pena lo que te han hecho “che”.


Lo han vendido como la figura de la rebeldía, lo han mezclado con el rock y la juventud, se han olvidado de tus enseñanzas, de tus discursos, de tus días de trabajo bajo el sol construyendo viviendas, curando enfermos, atravesando distancias, surcando mares. Te han convertido en la estrella de un mercado al que tanto resististe.

Podría decir mil cosas, sin embargo me siento triste, pues hoy cumples 80 años y hace 40 que no estás. Sólo me consuela, que entre las miles de remeras, banderas y demas que llevan tu rostro, tal vez alguien lea tus principios e imite tus ideales. El resto, es únicamente marketing.

Los días de gloria - Pablo Milanés


Malvinas: La guerra que oficializó al rock argentino

En 1982, la guerra de Malvinas cambió para siempre el panorama del rock argentino

La trágica jugada guerrera en las Malvinas tuvo como pilar un auge de carácter nacionalista y anti-inglés que permitió que los "enemigos internos" -como los militares consideraban a los jóvenes rockeros- fueran oficializados y bendecidos ante la nueva realidad.

Grupos y solistas incluidos en el circuito rockero y de la canción popular que eran prohibidos y perseguidos hasta el extremo de padecer que cada recital tuviera un curso incierto y peligroso para ellos y su público, fueron asimilados y estimulados "gracias" a la prohibición de la música en inglés en las radios y en la TV.

Así fue que tanto los rockeros como los cantautores, señalados por "jóvenes" y "extranjerizantes", lograron acceder a un circuito formal que les estaba vedado y hasta pudieron, en medio de la celebración malvinense, colar estéticas y canciones que también cuestionaban la dictadura militar instaurada en 1976.

León Gieco patentó como himno "Sólo le pido a Dios" pero también cantó "El país de la libertad"; Pedro y Pablo cuestionaron a Margaret Thatcher en "Señora violencia e hijos" pero no olvidaron "La marcha de la bronca"; y Charly García resumió devastadora ironía y crítica en "No bombardeen Buenos Aires" sin por ello dejar de lado la denuncia de "Inconsciente colectivo" o "Canción de Alicia".

En el amplio abanico también salió a la luz Víctor Heredia con "Aquellos soldaditos de plomo" y estrenó (casi en paralelo con la derrota militar) su "Informe de la situación"; mientras que hasta Los Violadores fueron bendecidos por hacer "punk argentino", aunque uno de sus hits fuera el explícito "Represión".

El cancionero malvinense tuvo, además de "Sólo le pido a Dios", su hito coyuntural gracias a la entonces difundida "Reina madre", en la que Raúl Porchetto se ponía en la piel de un soldado inglés para relatarle a su majestad británica las vivencias de la guerra en el Atlántico Sur.

"...ellos aman este lugar tan lejos de casa / que ni el nombre me acuerdo / pero estamos luchando / pero estamos matando /.../", cantaba el compositor sobre una melodía pletórica de lamentos.

La democratización cultural no sólo hizo renacer a los hasta entonces silenciados, sino que posibilitó una apertura federal cuya máxima expresión fue protagonizada por el desembarco de la llamada Trova Rosarina que acompañó la voz de Juan Carlos Baglietto.

Ese grupo de artistas integrado por Fito Páez, Rubén Goldín, Silvina Garré, Jorge Fandermole y Adrián Abonizio, entregó canciones como "Mirta, de regreso", "La vida es una moneda" y "El témpano", donde Baglietto cantó el doloroso estribillo: "... / no te pares, no te mates / sólo es una forma más de demorarse / ... /".

La brisa desfachatada, testimonial y local se aglutinó en los pocos meses que duró la batalla en Malvinas, pero esa fuerza estética acallada por años también sirvió para apuntalar el previsible y doloroso saldo de la guerra y el inevitable fin del oscuro imperio de la dictadura.

Malvinas según "El soldado y la reina de las nieves"

Ya sea por el hecho bélico en sí, por su descabellada impronta o por sus trágicos resultados, la guerra de Malvinas no estuvo ni está muy presente en el cancionero argentino, pero el cantautor rosarino Adrián Abonizio incluyó la temática en "El soldado y la reina de las nieves" que formó parte de su tercer álbum "Todo es humo" (2001).

Planteada como una historia de amor, asombro, dolor y testimonio, la canción es una llamativa pieza del también autor de varias de las composiciones básicas que interpreta su coterráneo Juan Carlos Baglietto.

Adrián Abonizio es mentor de temas como "Dios y el diablo en el taller", "Corazón de barco", "Historia de Mate Cosido", "El témpano" y "Mirta de regreso", por citar sólo algunos de los más conocidos.

Otras miradas sobre la guerra

Abonizio no fue el único en abordar el tema de la guerra en sus canciones.

En su disco de 1983 "Todo a pulmón", el cantautor Alejandro Lerner incluyó la épica "La isla de la buena memoria". "No hay mal que no venga al Hombre, no hay un Dios a quien orar / no hay hermanos ni soldados, ya no hay jueces ni jurados / sólo hay una guerra más" clamaba un autor caracterizado por sus canciones de amor como "Por un minuto de amor" y "Testigo el sol".

En su álbum debut de 1989, "Después de la guerra", la banda rosarina Certamente Roma describía la tragedia del conflicto bélico en el tema "Quebrados en el silencio", el mayor hit que tuvo la agrupación liderada por Fabián Llonch.

Rata Blanca también dio su visión de la guerra de Malvinas en "Gente del sur". "No se muy bien / cual fue la gloria / en esta guerra del sur / hoy puedo ver / miles de cruces / en estas islas que Dios / Nos dio a todos los hombres" cantaba Saúl Blanch en el disco debut de la banda de Walter Giardino.

Pero del lado inglés la guerra también inspiró canciones. La más conocida sea tal vez "Brothers In Arms" (Hermanos en armas), que le da título al disco más exitoso de Dire Straits, publicado en 1985.

por Sergio Arboleya

GUERRA DE MALVINAS

El dia 2 de abril de 1982 una importante número de efectivos militares argentinos movilizados a traves de un sigiloso operativo con una fuerza naval integrada por el buque de desembarco Cabo San Antonio, el portaviones 25 de Mayo, los destructores Hercules y Santísima Trinidad, las corbetas Drumond y Granville, el rompehielos Irízar y el submarino Santa Fe, desembarca sorpresivamente en las Islas Malvinas (Falkland Islands) situadas a 700 kilómetros del continente, logrando en forma deliberadamente incruenta para los habitantes de las islas, la rendición de las autoridades británicas que encabeza su gobernador REX HUNT luego de una fugaz resistencia por parte de marines britanicos que ocasiona una de las primeras bajas, la del capitán de la armada argentina PEDRO GIACHINO durante la toma de la gobernación.


Antecedentes del conflicto insular

La Operación Rosario, secretamente planificada meses antes por el gobierno militar que lidera el Gral. LEOPOLDO FORTUNATO GALTIERI lejos de poner fin al centenario litigio (*) de soberanía que ambos países mantienen sobre el archipiélago y las islas GEORGIAS y SANDWICH del SUR, lleva finalmente a una guerra con graves pérdidas en vidas y material para ambos bandos.

(*) En 1833 las islas Malvinas, en al atlantico sur, son ocupadas por el comandante John James Onslow al mando de la corbeta Clio en nombre de Inglaterra desalojando en forma incruenta, pero bajo la amenaza del uso de la fuerza, al capitan argentino Jose M. Pinedo, a cargo de la gobernacion, y a sus hombres . Desde entonces las gestiones diplomaticas en diferentes ambitos han resultado infructuosas para lograr la restitucion de las mismas.

Incidente previo en las Islas Georgias

El 18 de marzo con motivo del desembarco de un grupo de operarios a cargo del empresario argentino Davinoff contratados para el desguace de instalaciones en deshuso en Puerto Leight se enarbola una bandera argentina. Este gesto reivindicatorio de soberanía provoca un incidente con el personal británico, una posterior protesta formal de Gran Bretaña que en definitiva impone un plazo perentorio para su evacuación bajo amenaza de ser expulsados.

La situación lleva una semana mas tarde el desembarco en Leight de una dotación militar proveniente del ARA Bahía Paraiso, inicialmente surto en las islas Orcadas. El día 3 de abril, ya consumada la ocupación militar de las islas Malvinas, se ocupa Grytviken con refuerzos transportados por la corbeta Guerrico produciendose una breve pero cruento combate con una dotación de 22 Royal Marines desembarcados del buque Endurance. Las bajas argentinas ascienden finalmente a tres muertos y cuatro heridos lograndose finalmente la rendición del grupo británico el que sufre un solo herido.

Fracaso de una salida negociada

En lo que se considerará como un grave error de apreciación del gobierno argentino sobre los alcances de la reacción británica, la determinación del gobierno conservador de MARGARET THATCHER de no consentir el acto de fuerza, hace naufragar los esfuerzos diplomáticos desplegados por los EE.UU. en carácter de incómodo mediador, del Perú encabezando a los demás países de la región y de la propia Argentina a través de las Naciones Unidas y de la OEA para forzar una salida negociada ante la inminencia de un enfrentamiento con una poderosa fuerza de tareas de la flota británica que navega desde Porthsmouth hacia el archipiélago compuesta por mas de 110 buques de los cuales 42 son de guerra incluyendo portaviones y submarinos y transportando cerca de 28.000 efectivos.


Parte de la Fuerza de Tareas británica en la zona de Malvinas

Acciones aeronavales y empleo de misiles Exocets

Iniciados los combates que se prolongan durante 45 días, se produce el hundimiento del crucero ARA Gral. BELGRANO al sur de Malvinas, por parte del submarino nuclear britanico Conqueror al comienzo de las hostilidades engrosa en 323 las bajas que al finalizar la guerra representarán en conjunto para ambos bandos la pérdida de cerca de 900 hombres.

Dias mas tarde la flota británica sufre la pérdida del destructor HMS SHEFFIELD, tres fragatas y dos buques de transporte, a manos de la aviación naval argentina y de la fuerza aérea, la cual al finalizar el conflicto habrá perdido 55 hombres y 47 aeronaves.

Combates de comandos del Ejercito Argentino

El 27 de abril, mas de veinte días despues de haberse iniciado la ocupación de las islas arriba la primera compañia de comandos, es la 601 estructurada en tres secciones y compuesta

por cerca de 60 efectivos. El 30 de abril sus secciones son aerotransportadas hacia sus primeras misiones de exploración y control en la península de Frecynet a fin de desactivar un faro, al asentamiento de Fitz Roy para un control poblacional y hacia la Puerto Howard isla Gran Malvina en búsqueda de una posible emisora clandestina. Pocas horas mas tarde se produce el primer ataque aéreo británico. ampliar Desembarco británico en San Carlos

Durante las primeras horas del 21 de mayo los comandos del SBS (Special Boat Service ) y los paracaidistas británicos del Para 2 son desembarcados encabezando la invasión a las islas, la concentración naval detectada en el estrecho provoca el audaz ataque de la aviacián de la Fuerza Aérea Argentina desde el continente la que durante el día hunde la fragata Ardent, averia la fragata Argonaut y abate tres Harriers al precio de seis bajas propias. En tierra firme los británicos diezman las posiciones de avanzada en Fanning Head del regimiento 25 provocando el repliegue escalonado desde Puerto San Carlos logrando ocupar poco mas tarde Goose Green y Darwin desde donde avanzan hacia Puerto Argentino.

Para la vida- León Gieco- Película: "Iluminados por el fuego"

Inexorable rumbo de las acciones

El 10 de junio, queda abortada la última posibilidad del Comando Militar en Malvinas de ejecutar un contraataque de envergadura por la retaguardia enemiga en San Carlos. Planificado con efectivos propios disponibles en la isla y el refuerzo de una brigada aerotransportada desde Comodoro Rivadavia el plan es finalmente deshechado ante la falta de seguridades de contar con una adecuada cobertura aérea. La suerte esta echada. Las graves pérdidas ocasionadas por la Fuerza Aérea, horas antes, a las fuerzas de desembarco enemigas en Bahía Agradable, donde son alcanzadas la fragata Plymouth y los transportes de tropas Sir Galahad y Sir Tristán, no detiene el impetu de los británicos que poco mas tarde comienzan a realizar ataques furtivos desde helicópteros disparando misiles sobre el perímetro urbano de Puerto Argentino mientras en Monte Longdon en la línea de contacto de la mermada infantería argentina combate cuerpo a cuerpo con la británica.

Caída de Puerto Argentino

El día 12 el gobernador militar Mario Benjamin Menéndez impone de la crítica situación al comando en Comodoro Rivadavia para ser retransmitido a la Junta Militar. El 14 de junio quebradas las últimas líneas defensivas de la infantería que debe replegarse en medio de un desorden generalizado se produce la rendición de las fuerzas argentinas en Malvinas la que es formalizada por Gral. Menéndez ante el Gral. británico Jeremy Moore. lo cual pone fin al conflicto armado pero no al litigio de soberanía que perdurará todavía a comienzos del siglo XXI.

Desenlace y repercusiones políticas

Como resultado de la guerra, en el frente diplomático las relaciones de la Argentina con los EE.UU. sufrirán inicialmente un importante deterioro como consecuencia del decisivo apoyo logístico brindado a Gran Bretaña. En lo interno la derrota provoca la caída del gobierno del Gral.Galtieri y marca el inicio del fin de los regímenes militares que gobiernan Argentina desde 1976.

Basta: lo no dicho - chat

http://www.meebo.com/rooms

FeedBurner FeedCount